Encadenados - Review

- thanks to Marco Velarde from Monterrey, Mexico
Viendolo ahora, quizas la gente recuerde a ENCADENADOS con mas carino que el que se merece o que se merecio en aquella epoca. No es que no haya sido una mala historia ni mucho menos – es mas, se puede decir que fue un exito mas (aunque menor) en la carrera de productor de Ernesto Alonso. Desde un principio sono como una idea genial del Sr. Alonso – con esta historia (basada en la pasional novela de origen ingles CUMBRES BORRASCOSAS, verdaderamente una fantastica eleccion!) lograria alimentar el hambre que el publico mexicano tenia por ver a dos de las estrellas mas rutilantes de aquel entonces, Christian y Humberto, en jugosos roles sacados de la literatura clasica que iban perfecto con las imagenes que hasta entonces habian creado en torno suyo estas dos grandes personalidades de nuestro medio artistico. Los roles de “German” y “Catalina” los podrian inmortalizar en el firmamento de leyendas e iconos que ahora incluye a joyas nacionales como: Angelica Maria (la eterna “Valeria Donatti” de MUCHACHA ITALIANA VIENE A CASARSE), Eduardo Palomo (pocos actores han sabido conjugar imagen, actuacion y personaje tan bien como lo hizo Lalo con su soberbio “Juan del Diablo”), Ofelia Medina (su jorobada en RINA cautivo a todo Mexico), el mismo Ernesto Alonso (a la fecha sigue causando pesadillas para quienes recuerdan su perturbante caracterizacion de “Enrique de Martino” en EL MALEFICIO), Veronica Castro (la siempre tierna y atormentada “Mariana” de LOS RICOS TAMBIEN LLORAN; y que me dice de aquel torbellino de amor, bondad, rebeldia y sinceridad populachera que la constituyo como la consentida de todo Mexico en ROSA SALVAJE), Enrique Alvarez Felix (el sufrido “nino de mama” en RINA y COLORINA), Maricruz Olivier (la sublime personficacion de maldad en TERESA) y en ningun momento podriamos olvidar a Maria Rubio y Diana Bracho (esas diosas de hierro cuyo trabajo en CUNA DE LOBOS sigue marcando la pauta para toda actriz mexicana y que con sus caracterizaciones de “Catalina Creel” y “Leonora Navarro” lograron una consagracion de tipo celestial como pocas lo han hecho). Pero desafortunadamente los realizadores (el Sr. Alonso, el prestigiado director Julio Castillo y las guionistas Tere Medina y Marissa Garrido) se tomaron muy en serio el cuento y en cuanto empezo la transmision de ENCANDENADOS, se dieron a la tarea de endilgarnos una espesa masa de seriedad literaria sobrecargada de complicaciones en la direccion y densa en el desarrollo de sus escenas y dialogos. Pero que atosigamiento! Fue un comienzo que no auguro mucho exito que digamos. Tambien se dieron los siguientes detalles que opacaron (aunque no del todo, insisto, ya que esta novela termino por ser un punto alto en los 80) lo que pudo haber sido el segundo canonazo seguido para los Bach-Zurita (que para ese entonces ya era pareja en la vida real) despues de la fulminante DE PURA SANGRE: las edades de Humberto y Christian (la telenovela comenzaba cuando sus personajes eran unos jovencitos—digo, a esas alturas ya no les creiamos a semejantes grandulones que fueran unos adolescentes… a leguas se les notaba que estaban bien entraditos en sus treintas), unos antagonicos mal escogidos que carecian de estatura dramatica y que de plano no daban el kilo (Leonardo Daniel y Julieta Rosen – hagame usted el favor! Yo, sinceramente le digo que sigo sin creerme que cualquiera de ellos le hubiera podido comer el mandado a Zurita o Bach en esta historia o cualquier otra) y una ambientacion que pecaba de una simplicidad extremada que, aunque ocasionalmente tenia destellos de lucimiento artistico por aqui y por alla, acababa por ser pretenciosa y contradictoria con los personajes y sus caracteristicas (en el caso de Julieta Rosen, su riqueza parecia mas bien de clase media, y en el caso de Christian parecia que vivia en un establo – sabiamos que estaba venida a menos, pero tanto asi?). Con todo y eso, Alonso y compania lograron enderezar la historia y lo que comenzo como un obra de teatro tediosa y acartonada, se fue convirtiendo en la novela que todo Mexico sintonizo cada noche (aun y que fuera unicamente por sus candentes creditos—ahora legendarios—en donde Christian y Humberto se sobaban, retozaban y en resumidas cuentas nos enchinaban el cuero con sus sabrosuras pre-coitales –asi como Dios los trajo al mundo—con un desenfado de lo mas elegante y erotico). Gran sensacion causo aquella escena hacia el final de la novela en la que el rudo Humberto irrumpia en la regadera vaporosa de la campante Christian y despues de forcejear, ella se sometia y acababan entregandose furiosamente uno al otro como pocas parejas lo habian hecho hasta entonces en la television mexicana. Al pais entero se le cayo el calzon y, no es por nada, pero con mucha razon. Aquello fue un agasajo, para que negarlo. Despues de esta novela, Christian y Humberto prometieron no volver a protagonizar una historia juntos… una promesa que rompieron recientemente con la malograda AGUA Y ACEITE (quizas nos debieron haber dejado con el saborcito rico de sus novellas de antanio. Que necios, verdad?). En fin, ENCADENADOS acabo dando en el clavo, pero que conste que se tardo en llegar.

Encadenados


Home  Telenovelas  Actors  Actresses  Photos  Marketplace  Survey  Links  Contact  Privacy Policy
Best and Worst Telenovela of the Year  Music from Telenovelas  Buy Telenovelas  Site Map
Alma Latina Copyright © 2002-2005

Custom Search

No off-line browsers or site downloading programs are permitted on this site. Violators will NOT be able to enter this site again.